LA TOS DE LAS PERRERAS, PRINCIPAL ENFERMEDAD DE LOS PERROS EN INVIERNO

La traqueobronquitis infecciosa o Tos de las Perreras, es la principal afección que aqueja a los perros cuando bajan las temperaturas en los meses de otoño-invierno. Los expertos advierten que los cambios de temperatura del otoño debilitan el sistema inmune de las mascotas, haciéndolas más vulnerables a los efectos del resfriado.

Se manifiesta principalmente como una tos persistente, como si el perro tuviera algo atragantado en la garganta. Puede también acompañarse de anorexia, decaimiento y fiebre que el perro puede combatir, acostándose sobre baldosas frías.

La tos de las perreras es una enfermedad altamente contagiosa entre perros no vacunados y también puede afectar a perros con baja inmunidad. 

Se trata, en palabras de los expertos, de “un síndrome respiratorio que afecta especialmente a perros que viven en grandes poblaciones junto a otros ejemplares como son el caso de los perros callejeros, las protectoras animales, los hospitales veterinarios, las peluquerías caninas, las tiendas de animales”.

Considerada como una enfermedad “altamente contagiosa” causada principalmente por la bacteria Bordetella bronchiseptica, los veterinarios detallan que se transmite mediante la tos, el estornudo o por el contacto indirecto de utensilios o ropa que haya sido infectada, indicando que las razas de perros más propensas a sufrir la tosa canina son las braquicéfalas, los cachorros y perros mayores ya que su sistema inmune es más débil y aquellos que padezcan patologías respiratorias o cardíacas previas.

CONTAGIO Y SÍNTOMAS

La infección se contagia entre perros por vía aérea, dando lugar a “infección de las células epiteliales respiratorias”, es decir, a lo largo de la tráquea y los bronquios.

“Tras incubarse entre 3 y 5 días, aparecen los primeros síntomas del virus como la fiebre, el letargo, el aumento de secreciones de las mucosas procedentes de la nariz y los ojos, estornudos y una tos seca que puede llegar a provocar náuseas y vómitos”.

Con todo, los profesionales apuntan que dicha tos “suele aparecer tras un momento de excitación, ejercicio o cuando se presiona el cuello del animal mediante la fuerza que ejerce la correa sobre el collar”.

La vacunación puede no prevenir el contagio al 100%, pero sí evita que ésta sea grave para el animal.

Si bien la enfermedad no se contagia al ser humano, éstos son portadores y potenciales propagadores de la “tos de las perreras” a sus propios animales.

TRATAMIENTO Y RECOMENDACIONES

La realización de una analítica de sangre junto al cultivo de las secreciones y una serie de radiografías del tórax darán cuenta de la presencia de la bacteria que infecta el organismo del animal y su tipología además de comprobar si no ha provocado otras afecciones como la neumonía o el moquillo.

Una vez diagnosticada la tos canina, los expertos recomiendan limitar el ejercicio físico durante unos 10 días, evitando así situaciones de estrés o excitación que provoquen más tos junto a la administración de antibióticos en caso de que el estado del animal lo requiera. Evitar los cambios bruscos de temperatura y el contacto con otros perros que ya estén enfermos, además de lavar más a menudo los juguetes, comederos y camas que utilicen.

En el caso de que la faringe esté irritada, dar comida blanda al perro y recuerdan que no beba agua demasiado fría.

Finalmente, a la hora de pasear, usar el arnés para reducir la presión de la correa sobre el cuello y secarlo de mojarse si llueve o se le baña.

Para prevenir, pasear a los perros en las horas más templadas y con ropa a los que tienen pelaje corto, no llevarles a plazas o parques donde otros perros tosan, y durante el invierno dar algún tipo de suplemento vitamínico a cachorros o animales mayores o inmunodeprimidos.

Esta información es meramente orientativa, en MIPROMA, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

En MIPROMA recomendamos complementos como  MULTIVA®Active Dog de VETNOVA

El MULTIVITAMÍNICO más completo preferido por los perros.

Fórmula completa de 35 nutrientes esenciales: Vitaminas, Minerales, Omega-6, Metionina y Enzimas Digestivas.
• Contiene macro y micronutrientes que actúan de forma sinérgica para un óptimo funcionamiento del organismo.
• Combate las carencias nutricionales asociadas a una ingesta insuficiente o a un aumento de las necesidades del organismo.
• Aumenta el apetito y la actividad de animales decaídos, apáticos o inapetentes.
• Apoyo nutricional en animales estresados, enfermos o en fase de recuperación.
• Ayuda a fortalecer el sistema inmune, mejorando las defensas en situaciones de estrés, convalecencia…
• Recomendado en animales con elevadas necesidades nutricionales: deportistas, muy activos…
• Suplemento ideal para cachorros en crecimiento y hembras gestantes y lactantes.
• Refuerza la salud de animales geriátricos.
• Previene y combate la excesiva caída del pelo, otros problemas dermatológicos y algunas patologías intestinales como mala digestión, coprofagia y flatulencias.
• Recomendado por veterinarios – Completo, equilibrado y eficaz.
• Chews de alta palatabilidad – Facilitan la toma diaria.
• Apto para todas las razas y edades.
• Envase de 45 chews.

 

 

Valoraciones
Valora nuestra noticia
Gracias por tus valoraciones