RECOLECCIÓN DE LÁGRIMAS Y CONTENIDO DE PROTEÍNA TOTAL LAGRIMAL EN PERROS Y GATOS: COMPARACIÓN ENTRE TIRAS DE SCHIRMER Y ESPONJAS OFTÁLMICAS.

Las lágrimas son un fluido biológico complejo compuesto de una mezcla de sustancias. Las proteínas, una de las clases principales de compuestos en el fluido lagrimal, promueven la salud de la superficie ocular a través de varias funciones que incluyen la defensa antimicrobiana, la oxidación y la modulación de la curación de heridas.

Desarrollos recientes en proteómica han identificado más de 1500 proteínas en el fluido lagrimal. Los cambios en la composición de la proteína lagrimal se han asociado estrechamente con el estado de la enfermedad, no solo en condiciones específicas del ojo, como el ojo seco  y conjuntivitis alérgica, sino también para trastornos sistémicos como la diabetes mellitus y el cáncer. Por lo tanto, el análisis de la proteína lagrimal puede ayudar a identificar nuevos biomarcadores, comprender mejor la patogénesis de la enfermedad y desarrollar nuevas herramientas de diagnóstico y terapéuticas. Sin embargo, a menudo es difícil sacar conclusiones precisas y hacer comparaciones entre estudios porque el contenido de proteína en lágrimas no solo se ve afectado por el estado de la enfermedad, sino también en gran medida por el método de recolección de lágrimas utilizado por cada investigador.

La cuantificación del contenido de proteína total lagrimal (TPC) es una herramienta importante para que los científicos clínicos comprendan la patogénesis de la enfermedad, identifiquen biomarcadores potenciales y evalúen la respuesta al tratamiento, entre otras aplicaciones. Sin embargo, TPC no solo se ve afectado por el estado de la enfermedad sino también por el método utilizado para la recolección de lágrimas. Por lo tanto, el propósito de este estudio es determinar el impacto en TPC de dos métodos de recolección de lágrimas en perros y gatos: tiras de Schirmer y esponjas de polivinilacetal (PVA).

El diseño del estudio combinó dos tipos de experimentos:

  1. In vivo: se examinaron 10 perros y 10 gatos sanos. Cada animal se sometió a dos sesiones, separadas por 10 minutos, en las que se colocó una tira de Schirmer en un ojo seleccionado al azar hasta alcanzar la marca de 20 mm, mientras que en el otro ojo se colocó una tira de esponja de PVA durante 1 minuto. El objetivo consistía en capturar el impacto de la fisiología ocular normal (por ejemplo, el flujo lagrimal) en el parámetro evaluado.
  2. In vitro: las tiras de Schirmer y las esponjas de PVA se enriquecieron con diversos volúmenes de cuatro soluciones de albúmina de suero bovino (0,5, 4, 10 y 20 mg/ml). El objetivo era determinar el impacto de diversas concentraciones de proteínas en las propiedades de adsorción de los materiales absorbentes, es decir, la cantidad de proteína retenida por las tiras de Schirmer y la esponja de PVA después de la extracción de la lágrima.

En ambos experimentos, los materiales absorbentes húmedos se centrifugaron durante 1 minuto, y la PLT se cuantificó en el fluido extraído utilizando espectroscopía infrarroja.

Resultados

La TPC lagrimal en perros y gatos varió de 5.2 a 14.6 mg / ml y de 6.2 a 20.6 mg / ml, respectivamente. En los gatos, TPC fue significativamente menor con las tiras de Schirmer frente a las esponjas de PVA ( P  <0,001). En perros, el volumen absorbido por las esponjas de PVA se correlacionó negativamente con TPC ( r  = -0,48, P  = 0,033). El coeficiente de variación entre sesiones fue significativamente menor con las tiras de Schirmer vs. las esponjas de PVA en ambas especies ( P  ≤ 0.010). In vitro, ambos materiales absorbentes dieron como resultado un “efecto concentrador” del TPC obtenido después de la centrifugación, que fue más pronunciado cuando el volumen absorbido fue bajo, especialmente para las tiras Schirmer.

Conclusión

Los autores concluyen que las tiras de Schirmer son un método más fiable que las esponjas de PVA (es decir, un menor porcentaje de coeficiente de variación entre sesiones) para la cuantificación de la PLT en lágrimas caninas y felinas. Sin embargo, se debe tener cuidado de absorber volúmenes suficientes de lágrimas para minimizar el efecto de concentración del material absorbente.

 

Lee el artículo de investigación completo:

https://bmcvetres.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12917-018-1390-7

 

Valoraciones
Valora nuestra noticia
Gracias por tus valoraciones