EUROPA AUTORIZA EL ATURDIMIENTO A BAJA PRESIÓN ATMOSFÉRICA EN POLLOS

LA AUTORIDAD EUROPEA DE SEGURIDAD ALIMENTARIA ESTABLECE QUE SÓLO SE RECOMIENDA EN POLLOS CON PESO INFERIOR A 4 KILOS

La Comisión Europea ha autorizado un nuevo sistema de aturdimiento para pollos de engorde, el sistema de baja presión atmosférica (Laps), según recoge el Diario Oficial de la Unión Europea.

Para que la Comisión Europea apruebe un nuevo método de aturdimiento debe “garantizar la ausencia de dolor, angustia y sufrimiento hasta el inicio de la inconsciencia, y que el animal permanezca inconsciente hasta la muerte”.

Por ello, el organismo europeo pidió a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (Efsa) que realizara un estudio sobre el nuevo método de baja presión atmosférica (Laps). En el informe, la autoridad europea estableció que “se encontró que la intervención de Laps puede proporcionar un nivel de bienestar animal no inferior al proporcionado por al menos uno de los métodos actualmente permitidos”, pero añadía que “únicamente es válido en las condiciones que se hizo el estudio y para los pollos de engorde, destinados al consumo humano, con un peso inferior a 4 kg. Las desviaciones de estas condiciones pueden tener diferentes consecuencias para el bienestar animal que no se evaluaron en este ejercicio”.

De este modo, la Comisión Europea argumenta que “teniendo en cuenta que el método es equivalente, en cuanto a resultados de bienestar de los animales, a al menos uno de los métodos aprobados existentes, es necesario, por lo tanto, modificar el Reglamento”.

El sistema Laps se basa en llevar al ave a un grado de inconsciencia, mediante la reducción progresiva de los niveles de oxígeno. En los primeros 50 segundos las aves entran en un estado de somnolencia y cuando la concentración de oxígeno cae a un nivel bajo, los pollos de engorde muestran signos de excitación electroencefalográfica (EEG), lo que indica capacidad para experimentar potenciales estímulos. El tiempo promedio para la inducción de la inconsciencia varía entre 58 y 80 s en diferentes estudios.

El aturdimiento eléctrico sigue siendo el método más utilizado en todo el mundo para dejar inconscientes a las aves antes de su sacrificio pero el estrés que les produce atarles antes del aturdimiento eléctrico y la variable eficacia del método ha llevado a numerosas quejas, lo que ha llevado a que la legislación reduzca el uso de este método en Europa.

El nuevo sistema de aturdimiento, tiene el potencial de mejorar el bienestar de las aves en el matadero al inducir de forma gradual la inconsciencia  justo antes del sacrificio al reducir la tensión de oxígeno en la atmósfera.

Como conclusión, aseguran que “los datos científicos sugieren que las aves no encontraron que el método LAPS produjese malestar” y que “de forma colectiva, los resultados indican que LAPS es una alternativa efectiva y más humana para el aturdimiento previo al sacrificio”.

Fuentes:

http://www.animalshealth.es/

https://agrinews.es/

 

 

Valoraciones
Valora nuestra noticia
Gracias por tus valoraciones
2018-05-28T10:03:18+00:00

Deje su comentario