DIARREA POST-DESTETE EN LECHONES: PRÁCTICAS PREVENTIVAS

La diarrea post-destete (DPD) es una importante enfermedad digestiva, caracterizada por la presencia de diarrea, y es bastante frecuente en las primeras semanas de lechones destetados.

Esta enfermedad digestiva de distribución mundial, es causada por la bacteria Escherichia Coli.

Esta bacteria se encuentra colonizando el intestino delgado de los lechones, tanto enfermos como sanos. Por diversos factores, puede producirse una proliferación de cepas patógenas que originan problemas digestivos de mayor o menor intensidad y duración variable.

El control de la alimentación de los lechones, durante la lactación y días posteriores, es un punto clave para evitar el desencadenamiento de la DPD, ya que en esta etapa el tránsito intestinal es más lento y unido a que el sistema inmune aún es inmaduro, es una oportunidad para la multiplicación de microorganismos que pueden atacar a las mucosa digestiva.

Hoy día, debido al control de resistencias a antibióticos, debe evitarse su control mediante colistina y óxido de zinc.

¿Qué prácticas podemos poner en marcha para evitar la DPD?

  • Prestar especial atención a la alimentación de las cerdas reproductoras y lactantes, para evitar el nacimiento de lechones de bajo peso y conseguir un buen desarrollo del sistema digestivo del lechón. Uso de probióticos durante las fases de gestación y lactación, minimizando el uso de antibióticos.
  • Cuando sea posible, realizar vacío sanitario estricto en salas de parto y destetes. Lavado de las cerdas con agua caliente y detergente, uso de desinfectantes adecuados y rotarlos cada año.
  • Mantener buenas condiciones ambientales de confort. El frío es la primera causa de diarreas y temperaturas altas reducen el consumo de los primeros días y aumenta el riesgo de diarreas por falta de nutrientes.
  • El control del agua de bebida es considerado un punto crítico. Vigilar las características F-Q y microbiológicas, su temperatura, caudal y presión. Menor consumo de agua se traduce en menor consumo de pienso.
  • Puntos de alimentación adecuados en número y tipo (platos, tolvas)
  • Manejo adecuado del pienso adaptado a la edad y presentación (harinas, granulados). Vigilar la proteína del pienso, evitando excesos o deficiencias, su calidad, debe ser de alto valor biológico y con adecuado balance de aminoácidos digestibles.
  • La fibra dietética reduce la afectación en colon de sustancias derivadas del metabolismo proteico. Se aconseja el uso de carbohidratos de alta digestibilidad (cereales extrusionados), ya que los azúcares que llegan sin hidrolizar al colon y ciego son degradados y generan fuentes de energía que permiten la proliferación de patógenos.
  • Se aconseja el uso de grasas de calidad en la alimentación, con bajo nivel oxidativo y alta digestibilidad.
  • Uso de dietas con baja capacidad tampón prestando atención a la relación en pienso final de calcio digestible /fósforo digestible y a su equilibrio electrolítico.
  • Inclusión de ácidos orgánicos y aceites esenciales para reducir fermentaciones microbianas, ayudando a regular el PH final.
  • Uso de prebióticos (mananoligosacáridos MOS, inulina, oligofructosa) que favorecen el crecimiento selectivo de bifidobacterias en intestino delgado y disminuyen el número de coliformes fecales a la vez que mejoran la inmunidad de la mucosa basal.
  • Vacunación específica  frente a E. Coli y/o Clostridium spp.

 

Artículo completo:

https://www.3tres3.com/diarreas-post-destete/diarrea-post-destete-en-lechones-practicas-preventivas_38334/

Valoraciones
Valora nuestra noticia
Gracias por tus valoraciones
2017-10-19T10:19:01+00:00

Deje su comentario